Cartera Mixta Defensiva

Año: Rentabilidad anual:
2010 14,50 %
2011 -2,50 %
2012 12,56 %
2013 14,02 %
2014 5,97 %
2015 5,63 %
2016 2,97 %
2017 2,82 %
2018 -6,68 %
Rentabilidad desde inicio: 58,92 %
Rentabilidad media anualizada: 5,38 %
Rentabilidad desde inicio: 58,92 %
Rentabilidad media anualizada: 5,38 %
Datos actualizados a 31/10/2018

La cartera mixta defensiva es más conservadora que la anterior, pero también tiene una rentabilidad muy interesante, y tiene menos volatilidad que la anterior. Este perfil de cartera se lleva asesorando para algunos de los clientes de la EAFI desde principios del año 2.010, de una forma individual a cada uno de ellos, aunque fuera de un fondo de un inversión por lo que no existe un track record oficial registrado, aunque si existe un histórico de resultados desde el 01-01-2010, que es el reflejado en el cuadro situado sobre estas líneas.

 

Filosofía de inversión

Esta cartera está compuesta entre el 50% y el 100% por renta fija, y el resto en renta variable.

 

RENTA VARIABLE

La parte de renta variable de la cartera, que como media ha representado en torno al 40% de la misma se invierte siguiendo la filosofía del value investing, por ser a nuestro juicio la forma más estable, conservadora y rentable de invertir en bolsa a largo plazo.

Para ello seleccionamos entre los gestores de fondos con mayor talento a nivel español, europeo o mundial, aquellos que han demostrado resultados sobresalientes de forma consistente a lo largo del tiempo.

Es posible constatar que existen una serie de inversores (“Value Investors”) que han conseguido sistemáticamente resultados mejores que el mercado. Todos comparten las siguientes características:

  • Invierten siempre a largo plazo.
  • Aplican sistemáticamente el “Value Investing”.
  • Otorgan poca relevancia al análisis macroeconómico.
  • Encuentran poco relevante el análisis técnico.
  • No utilizan de manera significativa instrumentos derivados.

Los Inversores Value, dedican todo su tiempo y esfuerzo en buscar y analizar compañías de gran calidad, invirtiendo en buenos negocios, con ventajas competitivas sostenibles en el tiempo, elevados Retornos sobre Capital Empleado (ROCE), dirigido por un buen equipo gestor que vele por los intereses de los accionistas y cuyo valor intrínseco no esté reflejado en su precio de cotización.

Estos gestores buscan aprovechar las ineficiencias del mercado a corto plazo entre precio y valor para intentar maximizar los retornos de las inversiones a largo plazo, minimizando en la medida de lo posible las pérdidas permanentes. Invierten con racionalidad, sin dejarse llevar por las emociones, aplicando la filosofía de valor o “Value Investing”, donde el tiempo juega a favor del inversor y la paciencia es un factor clave.

Los seguidores de esta filosofía de inversión parten del dato contrastado de que la renta variable es el activo que históricamente ha conseguido la mejor rentabilidad, consiguiendo alrededor de un 6,5% anualizado en los últimos 200 años, frente a otros activos como la renta fija, bonos, letras del tesoro, oro y divisa.

La Filosofía de Valor o “Value Investing” consigue retornos superiores a los índices a largo plazo de manera consistente, aplicando unos estrictos principios de inversión.

 

¿Qué es el Value Investing?

El “Value Investing” (Inversión en Valor) consiste en aprovechar las fluctuaciones a corto plazo de las cotizaciones para invertir a largo plazo.

Está basado en la adquisición de valores por debajo de lo que Benjamin Graham (el padre del “value investing”) definió como Valor Intrínseco: el valor que un comprador informado ofrecería por el 100% de una compañía en una negociación de igual a igual. Warren Buffet, discípulo de Graham y posiblemente el mejor inversor de todos los tiempos, ha aplicado siempre criterios de “Value Investing” a sus inversiones, buscando negocios comprensibles, con perspectivas favorables a largo plazo, dirigidos por gente honesta y competente y, muy especialmente, que estén disponibles a precios atractivos. El precio atractivo de una acción es precisamente aquel que se encuentra por debajo de su Valor Intrínseco. Y esa diferencia entre ambos es lo que Graham denominó Margen de Seguridad.

 

RENTA FIJA

El porcentaje medio invertido en renta fija está en torno al 60% de la cartera.

Este fondo de inversión tiene como misión fundamental preservar el capital del inversor y que este no tenga grandes sobresaltos en ningún entorno de mercado, pero sin renunciar a una rentabilidad que haga que su patrimonio vaya creciendo con el paso de los años. La mayor parte de la rentabilidad se consigue con la parte de la cartera invertida en renta variable.

Con la parte de renta fija lo que se busca fundamentalmente es dotar la cartera de seguridad, estabilidad y la baja volatilidad, por ello la parte de la renta fija estará invertida en fondos de renta fija a corto plazo que sea poco sensible a los cambios en los tipos de interés, y otra parte fundamentalmente en fondos de renta fija flexible que aportarán algo más de rentabilidad que los anteriores pero con unas volatilidades bastante controladas.

Intentamos aplicar el value también a la renta fija y para ello buscamos fondos que seleccionen su cartera de bonos aplicando los principios del Value Investing mediante una gestión activa del riesgo de crédito y del tipo de interés, que se caractericen por tener una gran flexibilidad que les permita tener posiciones cortas y tomar posiciones de valor relativo sobre los diferenciales de crédito y la curva de tipos.

 

Como invertir en esta cartera

Esta cartera ha funcionado muy bien desde su creación, pero no existe track record oficial de ello al no haber estado desde su inicio dentro de ningún fondo de inversión, por eso en su momento nos planteamos incluir esta estrategia en un fondo de inversión para que así pudiera quedar constancia de los resultados de nuestro asesoramiento y para poder atender a más clientes al vehiculizar nuestro asesoramiento y generar economías de escala.

Así desde el 01-01-2017, esta cartera está incluida en un fondo de inversión asesorado por esta EAFI, cuyos datos son los siguientes:

Nombre del fondo: GESTIÓN BOUTIQUE YESTE PATRIMONIAL, F.I.
Código ISIN: ES0116831043
Gestora: ANDBANK WEALTH MANAGEMENT, SGIIC, S.A.U. (Grupo ANDBANK)
Depositario: BANCO INVERSIS, S.A. (Grupo BANCA MARCH)
Asesor: Antonio Yeste González (EAFI nº 157 CNMV) (1)
Auditor: Deloitte

(1) Desde el 09-10-2015, Ver folleto CNMV.

 

¿Cómo se puede invertir en este fondo?

Este fondo puede contratarse a través de ANDBANK ESPAÑA, y a través de la plataforma de distribución de fondos de INVERSIS BANCO, o bien poniéndose en contacto con nosotros.

El importe mínimo a invertir: 10 €

 

Antes de invertir en cualquier fondo de inversión es conveniente consultar los siguientes documentos:

* Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. La presente información no presta asesoramiento financiero personalizado. Ha sido elaborada con independencia de las circunstancias personales y objetivos financieros de las personas que tienen acceso a esta WEB. El inversor que tenga acceso a esta información debe ser consciente de que estas inversiones pueden no ser adecuadas a sus objetivos específicos de inversión o su perfil de riesgo ya que estos no han sido tomados en cuenta para la elaboración de esta información, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias y buscando el asesoramiento financiero especializado que pueda necesitar.

Simulador de inversión

Aportación inicial:
Aportación mensual:
Tiempo estimado:
Resultado
Cartera mixta defensiva
Total aportado
Importe final
Ganancias
* Estimaciones basadas en resultados de los últimos años.